Ir al contenido principal

La Capital

Hola, hola! La presente es para informarles que sobreviví mi primera semana de trabajo sin ningún tipo de contratiempo, lo único así es que se me olvidaba copiarle las respuestas de los correos a mis compañeros, del resto todo fluyó con normalidad, yaaaaaaaaaaay me! 

Desde que empecé a trabajar vivo con el teléfono pegado a la oreja y canalizando información vía correo electrónico, esto por la naturaleza de mi puesto: Consultor de Seguimiento y Control de Energía, básicamente gestiono todo para que los proyectos lleguen a feliz término utilizando mucha diplomacia y una que otra vez un poco de picardía para que la gente colabore, lo normal pues...

Ya tengo un poco más de una semana en Caracas, vivo corriendo como es lo normal aquí. Estoy de pie a las 5:30 AM, me arreglo y salto a la calle a pescar el metro rogando que no sea uno de esos días en que te sacan y te meten en los vagones como muñequito de trapo, las multitudes y tú se vuelven uno, estás a merced de ellas. De las tantas veces que ya me he montado en el metro sólo me he sentado 2 veces, del resto colgando como la mayoría de mis compañeros de viaje. A pesar de todo el jaleo, la rozadera, los que se montan con tremendas maletas, bolsas de mercado, maquetas y pare de contar, me gusta el metro, es rápido y económico, y es un regalo del cielo vivir/trabajar cerca de alguna de sus estaciones sobre todo de la Línea 1.  

He aprendido una que otra cosa de la "jerga" de por estos lados, aquí no eres o de Maturín o Cumaná, eres de Oriente... Ya digo que soy de "Oriente", no me preocupo por dar especificaciones, al parecer el siguiente paso es que diga que soy del "Interior". El uso de la palabra autobús aquí no existe, la cosa es camionetica. En mi mundo (o lo que solía ser mi mundo) una "camionetica" es una de esas vans donde para bajarte es casi que obligatorio ponerle el culo en la cara a alguien, pues aquí se refieren a camionetica a cualquier tipo de transporte público de 4 ruedas exceptuando el Metrobús. Otra cosa que aprendí es a dejar de ver los semáforos, aquí los motorizados son los directores del tránsito y con quien hay que estar pilas es con ellos, no hay luz verde o roja que valga. 

Puedo decir que me gusta Caracas, la dinámica de la ciudad y como aprendes a dejar en último plano el ruido urbano. Me gustan los murales, las ventas de libros usados, la diversidad de cosas que hay para hacer los fines de semana y un sin fin de cosas más. Poco a poco he ido explorando y sí, hay que andar pendiente de todo cuando caminas por la calle pero es una ciudad que para profesionales de mi rama hay un sin fin de oportunidades que no hay en "Oriente", así que resulta bastante factible venirse a aventurar.

Antes de venirme el Chip me deseó todo lo mejor del mundo por estos lados acompañado de un extracto del libro Una Inspiración para Cada Día de Robin Sharma: "Las personas que prosperan en la vida son aquellas que tienen grandes sueños y corren los riesgos necesarios para convertir su versión en realidad. Se enfrentan cara a cara con sus miedos, participan en el juego y viven cada día con valor. Rompen las puertas de sus temores, por mucho miedo que sientan. Es mejor ser un león un solo día que una oveja toda la vida."

Cada día antes de salir a la calle me repito a mi misma eso una y otra, y otra vez "es mejor ser un león un solo día que una oveja toda la vida", agarro mis peroles y salto al metro.

Mañana es la segunda edición de la carrera de Maturín Runners 10K, por los Tritones patearan asfalto Teddy, Diosa y el Chip, por la modalidad caminata va la Vaca. Durooooooooo!

Comentarios

  1. Quiero una publicación de la carrera donde se resalte que le gane a la Diosa.... y también que los tritones que no participaron estuvieron ahí apoyando....jajajjajaja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

A falta de cloro... El Ávila es bueno

Hola, Hola! Sí, ha pasado un tiempito desde mi última publicación y digamos que la Mole tampoco ha continuado con mi legado. Sigo de aventura en aventura en la Capital y poco a poco adquiero más conductas propias de estos lados y me he familiarizado con uno que otro truquito para optimizar el tiempo durante las horas pico, es bastante normal que ande subiendo a una que otra estación del Metro para alcanzar un tren relativamente vacío. Una conducta que de verdad me rehúso a adquirir es ir lanzando coñazos para entrar al vagón; no, no, no... Eso es una animalada, y siempre hay niños y personas mayores a tu alrededor.
En el Metro de verdad que ves de todo y le puesto nombre a uno que otro personaje. Primeramente tenemos al Cristo, ese individuo que va en medio del tren con los brazos extendidos sujeto a los tubos a los lados del vagón. Está el que tiene complejo de cobrador de camionetica, el amigo que va en la puerta y se sale en casa estación y no me sorprendería que un día de estos gri…

Es de nadadores...

Aquí está el primer post del 2015, aún los Tritones no probamos agua por circunstancias ajenas a nuestra voluntad :( esperemos que en el transcurso de la semana o durante la semana que viene podamos saltar al agua, en conclusión tengo demasiado tiempo libre y siento el cuerpo extraño. 

Mi cumpleaños fue el pasado 10 de enero, me la pasé súper bien en compañía de los Tritones y de mis colegas de la universidad. Soy feliz porque tengo traje de baño nuevo, un Adidas (es mi marca favorita de trajes de baño, me gustan más sus diseños y la calidad de la licra) negro con las clásicas 3 rayas laterales con un degradado que va de rosado a morado, me encantó y me muero por rodar con él.

Una de las mejores cosas de ser nadador es que sin importar de donde seamos siempre hacemos "click", muchas prácticas y vivencias podemos decir que tienen carácter universal sin importar el tipo de nadador que seas. Así que, es de nadadores...

1. Quitarse los lentes y pensar: que nítido es el mundo (al m…

Ciento y pico de cosas que hacer en Caracas

Hola, Hola! Saben que me encanta de Caracas? El montón de actividades que se pueden hacer los fines de semana (sí, se que he hecho mención de esto otras veces pero no me canso de recalcarlo), navengando ociosamente por la red me topé con una lista un tanto viejita "101 cosas que hacer en Caracas antes de morir" y me he propuesto cumplir con ella, así como también agregar una que otra actividad. Por el hecho de ser una lista viejita, hay locales que ya no existen pero prometo hacer lo que más se le parezca. Abajo la lista y mis check, resulta que ya he hecho unas cuantas:


1. Subir al teleférico y admirar desde arriba a Caracas.
2. Comer de madrugada una arepa o un perrocaliente.
3. Subir por Sabas Nieves.
Esta fue mi primera actividad considerada netamente caraqueñista, así estrené mi nueva residencia.
4. Montarse en un mototaxi.
5. Descubrir los jardines del Centro de Arte La Estancia. Y si haces yoga, mejor.
6. Visitar el Club Social Chino (El Bosque) un domingo y desayunar al est…