Ir al contenido principal

Entradas

Si, de nuevo yo

Gosh, ha pasado más de un año... Si, de nuevo yo. Hoy mientras estaba en clases me di una vuelta por aquí y las telarañas son bastante evidentes. Mucho que contar, mucho que decir y muuuuuchas cosas de la lista de ciento y pico de cosas que hacer en Caracas tachadas.
Lo primero que puedo contar es que ahora pertenezco orgullosamente al team de PMO de Huawei Technologies de Venezuela, trabajo casualmente para la cuenta de CANTV. Ya tengo 6 meses en la empresa, pero si soy honesta se sienten como 40 años. Debo decir que nos tomamos muy enserio el Make It Possible, a raíz de eso la vida me ha dado un gran vuelco.
Mi estilo de vida ahorita gira completamente en torno a mi trabajo y a veces se me dificulta llevar al día todo lo que está afuera de los pasillos de la empresa de las hojitas rojas. Hablo Chinglish, Spanglish, soy un tigre comiendo arroz con palitos y bueno también tengo el horario de China. Por todo eso y mucho más, le he dicho bye bye a mis usuales actividades de esparcimiento,…
Entradas recientes

Ciento y pico de cosas que hacer en Caracas

Hola, Hola! Saben que me encanta de Caracas? El montón de actividades que se pueden hacer los fines de semana (sí, se que he hecho mención de esto otras veces pero no me canso de recalcarlo), navengando ociosamente por la red me topé con una lista un tanto viejita "101 cosas que hacer en Caracas antes de morir" y me he propuesto cumplir con ella, así como también agregar una que otra actividad. Por el hecho de ser una lista viejita, hay locales que ya no existen pero prometo hacer lo que más se le parezca. Abajo la lista y mis check, resulta que ya he hecho unas cuantas:


1. Subir al teleférico y admirar desde arriba a Caracas.
2. Comer de madrugada una arepa o un perrocaliente.
3. Subir por Sabas Nieves.
Esta fue mi primera actividad considerada netamente caraqueñista, así estrené mi nueva residencia.
4. Montarse en un mototaxi.
5. Descubrir los jardines del Centro de Arte La Estancia. Y si haces yoga, mejor.
6. Visitar el Club Social Chino (El Bosque) un domingo y desayunar al est…

A falta de cloro... El Ávila es bueno

Hola, Hola! Sí, ha pasado un tiempito desde mi última publicación y digamos que la Mole tampoco ha continuado con mi legado. Sigo de aventura en aventura en la Capital y poco a poco adquiero más conductas propias de estos lados y me he familiarizado con uno que otro truquito para optimizar el tiempo durante las horas pico, es bastante normal que ande subiendo a una que otra estación del Metro para alcanzar un tren relativamente vacío. Una conducta que de verdad me rehúso a adquirir es ir lanzando coñazos para entrar al vagón; no, no, no... Eso es una animalada, y siempre hay niños y personas mayores a tu alrededor.
En el Metro de verdad que ves de todo y le puesto nombre a uno que otro personaje. Primeramente tenemos al Cristo, ese individuo que va en medio del tren con los brazos extendidos sujeto a los tubos a los lados del vagón. Está el que tiene complejo de cobrador de camionetica, el amigo que va en la puerta y se sale en casa estación y no me sorprendería que un día de estos gri…

La Capital

Hola, hola! La presente es para informarles que sobreviví mi primera semana de trabajo sin ningún tipo de contratiempo, lo único así es que se me olvidaba copiarle las respuestas de los correos a mis compañeros, del resto todo fluyó con normalidad, yaaaaaaaaaaay me! 
Desde que empecé a trabajar vivo con el teléfono pegado a la oreja y canalizando información vía correo electrónico, esto por la naturaleza de mi puesto: Consultor de Seguimiento y Control de Energía, básicamente gestiono todo para que los proyectos lleguen a feliz término utilizando mucha diplomacia y una que otra vez un poco de picardía para que la gente colabore, lo normal pues...
Ya tengo un poco más de una semana en Caracas, vivo corriendo como es lo normal aquí. Estoy de pie a las 5:30 AM, me arreglo y salto a la calle a pescar el metro rogando que no sea uno de esos días en que te sacan y te meten en los vagones como muñequito de trapo, las multitudes y tú se vuelven uno, estás a merced de ellas. De las tantas veces …

Una vez tritón, siempre tritón

Hola, hola! Si he estado un tanto desaparecida por estos lados, más de lo que quisiera pero es por buenas razones... Por fin una buena oportunidad de trabajo ha tocado a mi puerta y no sólo yo, un tritón honorario también es parte del paquete de una gran cantidad de cambios que han llegado a mi vida de sopetón. 
Cambios? Sí, muchos y el más grande es que ahora resido en Caracas. Temporalmente ahora me encuentro en casa donde una de mis tías mientras consigo residencia, cosa que ahora consume la mayoría de mi tiempo. Desde el domingo pasado mi vida se ha convertido en una sola despedida, primero fue la de los Tritones, un trago bastante amargo lo que resultó en que se me llenaran los ojos de basurita. Como buena nadadora me traje en mi maleta mi traje de baño Adidas sin estrenar, mis gorros, lentes y mi par de paletas, uno nunca sabe que pozo de agua se presenta por allí y cuando esté completamente instalada pretendo buscar piscina nueva y no importa cual sea el equipo, el azul rey y el…

Es de nadadores...

Aquí está el primer post del 2015, aún los Tritones no probamos agua por circunstancias ajenas a nuestra voluntad :( esperemos que en el transcurso de la semana o durante la semana que viene podamos saltar al agua, en conclusión tengo demasiado tiempo libre y siento el cuerpo extraño. 

Mi cumpleaños fue el pasado 10 de enero, me la pasé súper bien en compañía de los Tritones y de mis colegas de la universidad. Soy feliz porque tengo traje de baño nuevo, un Adidas (es mi marca favorita de trajes de baño, me gustan más sus diseños y la calidad de la licra) negro con las clásicas 3 rayas laterales con un degradado que va de rosado a morado, me encantó y me muero por rodar con él.

Una de las mejores cosas de ser nadador es que sin importar de donde seamos siempre hacemos "click", muchas prácticas y vivencias podemos decir que tienen carácter universal sin importar el tipo de nadador que seas. Así que, es de nadadores...

1. Quitarse los lentes y pensar: que nítido es el mundo (al m…

Feliz 2015

He aquí el último post del año...
En estos días he experimentado una baja de agua con cloro de la buena, ya estar acostada en el sofá (puede ser catalogado como pérdida total, tiene remarcado la forma de mi cuerpo) cansa, y no precisamente por la falta de práctica ¡Estoy más que lista para volver a la piscina! Mi sistema lo pide.
El 2014 fue para mi una montaña rusa emocional, física y académica, y sin duda lo volvería a hacer todo igual, la pegué del techo, entregué más. ¿Qué quiero para el 2015? Paz mundial (la Miss que todas llevamos por dentro tenía que decirlo), un buen trabajo, poder seguir disfrutando del agua y patear asfalto e incorporar algo de pedaleo a la rutina, y por supuesto un país MEJOR lleno de oportunidades, JUSTICIA, seguridad y prosperidad para cada uno de los venezolanos sin importar el color de tu franela. Que los que están lejos puedan regresar y los que aún estamos aquí con toda libertad, podamos disfrutar de todos los dones que este pedacito de tierra tiene par…