Ir al contenido principal

Burbujas, burbujas

Antes de echar el cuento de esta entrada, quiero reconocer el desempeño de la natación nacional en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Veracruz 2014. Cada uno de los chamos que nos representan tienen mi completa admiración y respeto, han dejado todo en el agua en cada una de las pruebas. Hasta ahora tenemos 15 preseas doradas y un total 63 medallas en nuestro medallero y ¡seguiremos sumando! 

Ahora sí nos fuimos...

Mis inicios en la natación fueron en el Polideportivo de Maturín cuando era una pulga de 4 años. Al comenzar ya sabía cómo defenderme en el agua, mi papá me enseñó en nuestras muy frecuentes visitas a Quetepe (si eres de cumaná y no conoces Quetepe, mira chamo no eres Cumanés). 


Mis compañeritos eran niños de edades similares a la mía, todos equipados con gorritos de licra, trajes de baño negros o azules y una tablita de anime por chamo... Los lloriqueos, pataleos y arrastradas, eran muy comunes. Las clases de natación comenzaban a la 3 PM en punto, los papas se quedaban en las gradas sin acceso al área de la piscina y nosotros nos sentábamos en la orilla de "La Fosa". La Fosa, es la piscina de clavados de unos 7 metros de profundidad y el agua se veía un tanto negra desde afuera infundiendo respeto (actualmente NINGUNA piscina del Polideportivo de Maturín está operativa, hace un tiempo se les fueron asignados recursos para su recuperación y remodelación, hasta que no lo vea, no lo creo).

Durante la hora de clases atravezabas la piscina de un extremo a otro con tablita y sin ella, haciendo las burbujas respectivas. Hacer burbujas consiste en tomar aire por la boca y soplarlo completamente por la nariz mientas tienes la cara dentro del agua, es una práctica casi que milenaria y lo hacemos con el fin de dominar nuestra respiración combinándolo con los movimientos brazos y piernas para poder nadar con fluidez, si no respiramos correctamente el cansancio toca nuestra puerta más rápido. Veamos a nuestros pulmones como un vaso, para poder llenarlo debemos vaciarlo primero. Nadador que no hace burbujas, no es nadador sin importar que nade de aquí a Margarita... Saludos al pana Antonio Saint Aubyn, él logró su reto a punta de burbujas.

Continuando... Si mientras hacias este recorrido de extremo a extremo experimentabas alguna dificultad, el instructor (completamente vestido y sequito) agarraba un palo de escoba, sí, leyeron bien: UN PALO DE ESCOBA, te lo extendía hasta que lo agarrabas y te arrastraba hasta a la orilla sin dejar que una gota de agua le salpicara (mi mamá hace poco me confesó que los episodios de crisis y mini infartos eran muy comunes en las gradas), pero aquellos eran otros tiempos y prácticas diferentes. Una que otra vez a la semana saltábamos de los trampolines y de las plataformas de clavado, esos eran mis días favoritos.

Una vez aprendí a nadar el estilo libre, subí de grupo, cambié de piscina (25 metros y la mítica piscina Olímpica) y la dinámica eran otra: series de 10 o 20 piscinas de libre. Al principio fue difícil, no estaba acostumbrada a nadar "largo" pero a medida que pasó el tiempo hice una nueva amiga: la resistencia y le agarré la vuelta al asunto. Después, comencé a nadar estilos (mariposa, espalda y pecho), no me pregunten ¿cómo aprendí? no recuerdo de verdad y jamás se metió el instructor al agua a enseñarme, sólo se que hasta el día de hoy están allí. Algunos tips:
  1. Espalda: toma aire, respira normal, la patada debe salir desde la cadera, mantén las rodillas en el agua, los pies en punta (como una bailarina), despega el mentón del pecho, rota los hombros, cierra los dedos y JALAAAAAAAAAAAAAAAAA! 
  2.  Pecho: brazada en forma de corazón, patada de rana (siempre el tobillo alineado 90° con la rodilla) y pega el mentón del pecho al meter la cara dentro del agua.
  3. Mariposa (gosh, nunca ha sido mi estilo): piernas juntas al momento de hacer la patada de delfín, suelta la cadera (un buen reggaeton ayuda a que el moviendo fluya, practicar fuera del agua en las rumbas del fin de semana. Recomendación personal para los novatos: Travesuras - Nicky Jam), pega el mentón del pecho, cierra los dedos y haz la súper "S" en el agua.
Si les soy sincera, jamás, jamás, jamás vi a ninguno de mis entrenadores del Polideportivo meterse al agua, siempre estuvieron completamente vestidos y pegando gritos desde la orilla. El único que rompió con eso fue el Prof. José Gregorio Rivas, mi entrenador Tritón desde siempre, incluso compite con nosotros en los aguas abiertas. En mi opinión, eso sí es un ejemplo. 

Por cosas de la vida no pude seguir nadando, el liceo y la universidad hicieron su aparición. Volví formalmente al agua en Julio del año pasado y les digo que nadar es como manejar bicicleta, si se aprende bien no se olvida. Casi 2 meses después hice mi debút en aguas abiertas participando en la edición VII de la Copa de Aguas Abiertas Ciudad de Cumaná, equipada con mi traje de baño Arena color rojo brillante (tipo Baywatch), lentes Speedo negros clásicos y rotulada con el tattoo correspondiente a mi número: 542.
 


Esa es mi historia y brazada a brazada la sigo escribiendo. Nunca se está muy viejo para hacer burbujas, entrenar con tablita y ver películas de Disney, sí señor.

Quería comentarles que hubo muchas cosas que me llenaron de orgullo durante las clases de hoy, fue tarde de "Quitarse los flotis (flotadores)" muchos de nuestros tritones en formación se quitaron ambos flotis o sólo uno, es demasiado bien verlos defenderse por sí solos y verles sonrisas de 1000 vatios. Les aclaro, nosotros SIEMPRE estamos en el agua interactuando con los chamos, aquellas prácticas del palo de escoba es de muy muy vieja escuela.

Con el grupo de más grandes practicamos saltos, utilizamos un hula hula y hacemos que los chamos salten por él, es sumamente divertido. Cuando terminó la clase el profe nos retó a mi y a los demás entrenadores (la Mole y la Vaca) a saltar al agua por encima de una silla de plástico que se colocó en la orilla de la piscina, tenía muuuuuuuuuuuuuuchísimo tiempo que no saltaba así, la sensación de ir "volando" antes de romper el agua es lo máximo. El truco es no dudar, si lo haces, te vas con todo y silla.

Hoy rodamos 1000 metros, relajadísimos. Yo los nadé después de comerme un señor brownie con helado de La Chocolatería. Estos días han sido relajados por cuestiones del clima, mucha lluvia y la temperatura del agua no juega carritos.

Nos vemos en la próxima y gracias por leer. Son bienvenidos a seguirme por twitter e instagram: @andmarkno.

Comentarios

Entradas populares de este blog

A falta de cloro... El Ávila es bueno

Hola, Hola! Sí, ha pasado un tiempito desde mi última publicación y digamos que la Mole tampoco ha continuado con mi legado. Sigo de aventura en aventura en la Capital y poco a poco adquiero más conductas propias de estos lados y me he familiarizado con uno que otro truquito para optimizar el tiempo durante las horas pico, es bastante normal que ande subiendo a una que otra estación del Metro para alcanzar un tren relativamente vacío. Una conducta que de verdad me rehúso a adquirir es ir lanzando coñazos para entrar al vagón; no, no, no... Eso es una animalada, y siempre hay niños y personas mayores a tu alrededor.
En el Metro de verdad que ves de todo y le puesto nombre a uno que otro personaje. Primeramente tenemos al Cristo, ese individuo que va en medio del tren con los brazos extendidos sujeto a los tubos a los lados del vagón. Está el que tiene complejo de cobrador de camionetica, el amigo que va en la puerta y se sale en casa estación y no me sorprendería que un día de estos gri…

Es de nadadores...

Aquí está el primer post del 2015, aún los Tritones no probamos agua por circunstancias ajenas a nuestra voluntad :( esperemos que en el transcurso de la semana o durante la semana que viene podamos saltar al agua, en conclusión tengo demasiado tiempo libre y siento el cuerpo extraño. 

Mi cumpleaños fue el pasado 10 de enero, me la pasé súper bien en compañía de los Tritones y de mis colegas de la universidad. Soy feliz porque tengo traje de baño nuevo, un Adidas (es mi marca favorita de trajes de baño, me gustan más sus diseños y la calidad de la licra) negro con las clásicas 3 rayas laterales con un degradado que va de rosado a morado, me encantó y me muero por rodar con él.

Una de las mejores cosas de ser nadador es que sin importar de donde seamos siempre hacemos "click", muchas prácticas y vivencias podemos decir que tienen carácter universal sin importar el tipo de nadador que seas. Así que, es de nadadores...

1. Quitarse los lentes y pensar: que nítido es el mundo (al m…

Ciento y pico de cosas que hacer en Caracas

Hola, Hola! Saben que me encanta de Caracas? El montón de actividades que se pueden hacer los fines de semana (sí, se que he hecho mención de esto otras veces pero no me canso de recalcarlo), navengando ociosamente por la red me topé con una lista un tanto viejita "101 cosas que hacer en Caracas antes de morir" y me he propuesto cumplir con ella, así como también agregar una que otra actividad. Por el hecho de ser una lista viejita, hay locales que ya no existen pero prometo hacer lo que más se le parezca. Abajo la lista y mis check, resulta que ya he hecho unas cuantas:


1. Subir al teleférico y admirar desde arriba a Caracas.
2. Comer de madrugada una arepa o un perrocaliente.
3. Subir por Sabas Nieves.
Esta fue mi primera actividad considerada netamente caraqueñista, así estrené mi nueva residencia.
4. Montarse en un mototaxi.
5. Descubrir los jardines del Centro de Arte La Estancia. Y si haces yoga, mejor.
6. Visitar el Club Social Chino (El Bosque) un domingo y desayunar al est…